Todo lo que hay que saber sobre el Sistema Personal de Dosificación (SPD)

El sistema personal de dosificación es como un pastillero que le prepara su farmacéutico de confianza semanalmente, con todos los medicamentos que le ha prescrito su médico, clasificados por días y las diferentes tomas (desayuno, comida cena y noche). Habitualmente estos pastilleros en forma de hoja con recipientes de plástico (ver imagen) se llaman SPD.

En estos recipientes se colocan totos los medicamentos que corresponden a cada toma y se suministran precintados, de tal forma que a cada toma hay que romper el precinto correspondiente. En ciertos casos, alguno de los medicamentos prescritos no se puede colocar dentro de estos recipientes, debido a su especial forma de tomarlos (por ejemplo, un espray) o por su especial tamaño (por ejemplo, las pastillas efervescentes). En estos casos se indica en la misma hoja SPD como y cuando hay que tomar-los.

El objetivo de este sistema es conseguir que el paciente se tome correctamente la medicación que el médico le ha prescrito.

Esquema SPD semanal

¿A quién están destinados los SPD?

Se puede preparar un SPD a cualquier persona, pero están especialmente destinados a pacientes crónicos que tomen mucha medicación y tengan dificultades para seguir los tratamientos, ya sea porque les cuesta identificar y clasificar los medicamentos, porque tienen tratamientos complejos, o porque les cuesta seguir las pautas establecidas por su médico.

Utilizando este sistema, el paciente no corre el riesgo de tomar medicamentos que no corresponden, tomar más medicamentos de los prescritos o olvidarse de tomarlos en algún momento.

Yo considero conveniente que, antes de tomar la decisión de solicitar que le preparen los SPD, es mejor hablarlo con su farmacéutico para analizar la conveniencia o no de que el paciente se adhiera, ya que una vez se prueba es muy difícil volver atrás.

¿Qué pasos tengo que seguir si creo que es necesario para mi o para alguna persona de mi familia, disponer de un sistema personal de dosificación? 

En Barcelona, siguiendo las indicaciones del Colegio de Farmacéuticos de la provincia, los pasos que seguimos son los siguientes:

1.- En primer lugar, el paciente o la persona responsable del miso, tiene que buscar una farmacia que este dada de alta para el servicio de preparación de SPD. Una vez localizada, se dirigirá a esta, donde le darán más detalles del funcionamiento del sistema y donde le rellenarán un impreso especialmente diseñado para este fin, en el cual se informa a su médico de que quiere que la farmacia le incorpore en el sistema de dosificación personalizado, y para solicitar que el médico le suministre la pauta de la toma de los medicamentos.

2.- El impreso rellenado por el farmacéutico lo tiene que entregar al médico. Este, una vez leído lo firmará conforme ha sido informado y les entregará la pauta de la toma de medicamentos. En algunos casos la pauta ya está indicada en la propia receta electrónica, pero en otros casos puede añadir otros medicamentos no incluidos en esta receta.

3.-El último paso es regresar a la farmacia para entregar la nota firmada, la pauta de toma de medicamentos y la receta electrónica para que la farmacia pueda disponer de los medicamentos que ha de incorporar en el SPD.

¿Cómo prepara su farmacéutico los SPD?

Antes de empezar a preparar los SPD, el farmacéutico tiene que analizar toda la medicación para revisar si hay posibles incompatibilidades y determinar que medicamentos se pueden incluir en la preparación de los blísteres. En general la mayoría de los medicamentos se pueden incorporar, pero hay algunos que, por sus características, tienen que quedar a parte (espray, pastillas efervescentes, etc.). Estos quedaran perfectamente indicados en las instrucciones adjuntas al SPD.

Blister SPD semanal

¿Cuándo tiene que recoger el blíster semanal con las pastillas?

La farmacia será la encargada de guardar todos los medicamentos del paciente que se tengan que incluir en los blísteres de los SPD. Los medicamentos que van fuera de los blísteres se entregan al paciente o cuidador.

Los blísteres se preparan semanalmente. La farmacia suministra el blíster correspondiente el primer día de la semana y recoge el de la semana anterior. El farmacéutico comprobará si el paciente se ha tomado toda la medicación. En el caso de que el paciente se haya olvidado de realizar alguna toma o detecta que no lo toma correctamente, avisará a un familiar o cuidador responsable, o a su médico.  

En vacaciones se suministra la medicación para todo el período.

————————————————————————————

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.